folder Publicado en Listado literario
10 cartas de amor de escritores
Jaqueline Tavera Martínez comment Un comentario access_time 6 min de lectura

Si bien las cartas son menos recurrentes, sino es que nulas, este 14 de febrero te compartimos algunos fragmentos de epístolas escritas por autores clásicos. Por si quieres inspirarte también y dejar los mensajes por WhatsApp o Facebook para otra ocasión:

  1. De Gustave Flaubert para quien, se dice, inspiró la escritura de Madame Bovary, Louise Colet:

“Te cubriré de amor la próxima vez que nos veamos, con caricias, con éxtasis. Quiero morderte con todas las alegrías de la carne, hasta que desfallezcas y mueras. Quiero dejarte atónita, que te confieses que nunca habías soñado de semejantes trances… Cuando seas vieja, quiero que te acuerdes de esas pocas horas, quiero que tus huesos secos se estremezcan con alegría cuando pienses en ello.”

  1. De Mary Wollstonecraft para William Godwin, ¡sí, los padres de Mary Shelley!:

“Si el goce de la última noche pasada ha producido en tu salud el mismo efecto que en mi semblante, entonces no tienes motivo para lamentar tu falta de resolución; pocas veces he visto tanto fuego devorando mis facciones como cuando esta mañana, al arreglarme el cabello, los recuerdos —muy gratos recuerdos— hicieron aflorar el rubor del placer.”

  1. De Jean Paul Sartre para Simone de Beauvoir, la icónica pareja francesa existencialista:

“Intenta entenderme: te quiero mientras presto atención a las cosas que pasan. En Toulouse simplemente te quise. Esta noche te quiero en una tarde de primavera. Te quiero con la ventana abierta. Eres mía y las cosas son mías y mi amor altera las cosas a mi alrededor y las cosas a mi alrededor alteran mi amor.”

  1. De Virginia Woolf para Leonard Woolf, la carta que dejó la autora antes de suicidarse:

“No creo que dos personas hayan sido más felices hasta que apareció esta terrible enfermedad. No puedo luchar por más tiempo. Sé que estoy estropeando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y lo harás, lo sé. Te das cuenta, ni siquiera puedo escribir esto correctamente. No puedo leer. Cuanto te quiero decir es que te debo toda la felicidad en mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bondadoso. Quiero decirte que si alguien podía salvarme, hubieras sido tú. Nada queda en mí salvo la certidumbre de tu bondad. No puedo seguir destruyendo tu vida por más tiempo. No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que nosotros hemos sido.”

  1. De John Keats, el poeta del Romanticismo, para Fanny Brawne:

“Casi deseo que fuésemos mariposas y viviéramos sólo tres días de verano. Tres días así contigo los llenaría de más placer que el que cabe en 50 años.”

  1. De Ernest Hemingway para Mary Welsh:

“Escríbeme pepinillo, si fuera un trabajo que tienes que hacer lo harías. Es muy duro estar aquí sin ti y lo estoy haciendo, pero te extraño tanto que podría morir. Si algo te pasara moriría de la misma forma que un animal muere en el zoológico si algo le pasa a su pareja.

”Mucho amor, mi querida Mary. Debes saber que no estoy siendo impaciente, estoy simplemente desesperado.”

  1. De Julio Cortázar para Edith Aron:

“Querida Edith: No sé si se acuerda todavía del largo, flaco, feo y aburrido compañero que usted aceptó para pasear muchas veces por París, para ir a escuchar Bach a la Sala del Conservatorio, para ver un eclipse de luna en el Parvis de Notre Dame, para botar al Sena un barquito de papel, para prestarle un pulóver verde (que todavía guarda su perfume, aunque los sentidos no lo perciban).

”Yo soy otra vez ése, el hombre que le dijo, al despedirse de usted delante del Flore, que volvería a París en dos años. Voy a volver antes, estaré allí en noviembre. […] Pienso en el gusto de volverla a encontrar, y al mismo tiempo tengo un poco de miedo de que usted esté ya muy cambiada, […] de que no le divierta la posibilidad de verme. […] Por eso le pido desde ahora y se lo pido por escrito porque me es más fácil […] que si usted está ya en un orden satisfactorio de cosas, si no necesita este pedazo de pasado que soy yo, me lo diga sin rodeos. […] Sería mucho peor disimular un aburrimiento. […] Me gustaría que siga siendo brusca, complicada, irónica, entusiasta, y que un día yo pueda prestarle otro pulóver.”

  1. De Víctor Hugo para Adèle Foucher:

“Tienes razón. Hay que amarse y luego hay que decírselo, y luego hay que escribírselo, y luego hay que besarse en los labios, en los ojos, en todas partes.”

  1. De Scott Fitzgerald para Zelda Sayre:

“Tú y yo hemos pasado momentos maravillosos en el pasado, y el futuro aún está cargado de posibilidades si levantas la moral y procuras creerlo. El mundo exterior, la situación política, etcétera, siguen siendo oscuros e influyen en todos directamente, y es inevitable que te afecten indirectamente a ti, pero procura distanciarte de todo ello mediante alguna forma de higiene mental, inventándola, si es necesario.”

  1. Charlotte Brontë para su profesor, Constantin Héger:

“Monsieur, los pobres no necesitan mucho para sostenerse. Piden solamente las migas que caen de la mesa de los ricos. Pero si se les rechazan las migas mueren de hambre. Nadie —ni yo—, necesita mucho afecto de aquellos que ama.

”No sabría qué hacer con una amistad entera y completa, no estoy acostumbrada a ella. Pero usted me demostró en otros tiempos un cierto interés, cuando era su alumna en Bruselas, y me mantengo aferrada a ese poco interés.

”Me aferro a él como me aferraría a la vida.”

 

Fuentes: 108 cartas de amor, de Valeria Cipolla; Cartas de amor y desamor, de Gabriela Mistral; y 99 cartas de amor, de Varios Autores.

Adèle Foucher Cartas de amor de escritores Cartas literarias Charlotte Brontë Constantin Héger Edith Aron Ernest Hemingway Fanny Brawne Gustave Flaubert John Keats Julio Cortázar Leonard Woolf Louise Colet Mary Welsh Mary Wollstonecraft Scott Fitzgerald Victor Hugo Virginia Woolf William Godwin Zelda Sayre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.