Alexander Pushkin

En 1820 por su “Oda a la libertad” fue deportado al Cáucaso, aunque se le permitió mantener sus cargos oficiales. Ese mismo año aparece su Ruslán y Liudmila, poema romántico basado en el folclore, situándole como uno de los poetas más prometedores de Rusia, con influencias de Lord Byron como ponen de manifiesto sus poemas El prisionero del Cáucaso (1822), La fuente de Bajchisarai (1823) y Los cíngaros (1824). En 1823 escribe Eugene Onegin, su obra más famosa que ha sido considerada como la primera de las grandes novelas en lengua rusa y que ha sido trasladada al cine y a la ópera. Radica en Odesa en 1823, y por una aventura amorosa con la esposa de un superior, fue destituido y expulsado del cuerpo de funcionarios en 1824.
Pushkin se retiró a las propiedades de su madre, cerca de Pskov.

Allí escribió, entre 1824 y 1825 Borís Godunov, tragedia histórica rusa que fue publicada seis años más tarde. En 1826 el zar Nicolás I, le perdonó. El autor continuó utilizando la historia como trasfondo para dos poemas, Poltava (1828) y Los jinetes de bronce (1833), y para su novela sobre la rebelión de Pugachev, La hija del capitán (1836). Autor también de relatos breves como La dama de picas. En 1831, Pushkin llega a San Petesrburgo con su esposa, y en 1833 el Zar lo nombra “gentilhombre de cámara”. La alta sociedad en que tuvo que desenvolverse como poeta de la corte, montó una intriga vil:
el oficial de la guardia del zar D’Anthés, hijo adoptivo del embajador holandés Heckeren, corteja descaradamente a la mujer de Pushkin. El 4 de noviembre, el poeta recibe una carta anónima con alusiones sórdidas y el poeta desafía a D’Anthés a batirse en duelo. El 27 de enero de 1837, nada más comenzar el duelo, la primera bala del arma contraria alcanzó el pecho de Pushkin. Durante dos días, los médicos se esforzaron por salvar la vida del poeta, pero Alexander Pushkin murió en la madrugada del 29 de enero. El zar Nicolás I intentó resarcir a su viuda con una renta anual de 11000 rublos y la edición de sus obras completas.

Tags from the story
More from Redacción Langosta

Federico Traeger

Ha escrito dos libros de cuentos: Epidemia de comas y El día del informe, dos...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *