Alice Munro

Durante este período trabajó como mesera y bibliotecaria. En 1951 dejó la universidad, para casarse con James Munro y trasladarse a Vancouver. Ganadora del premio Man Booker Internacional en 2009, sus “historias conmovedoras y accesibles” han llevado a la autora a explorar las complejidades humanas en un estilo ligero pero no superficial. La escritura de Munro la ha consolidado como una de las más grandes escritoras contemporáneas de ficción, tanto así, que ganó el Premio Nobel de Literatura en 2013. Sus libros Demasiada felicidad, La vida de las mujeres son relatos que envuelven al lector en la cotidianidad y su última obra, Mi vida querida (Lumen, 2013), tiene tintes autobiográficos.

Fue en 1961 cuando en el periódico The Vancouver Sun apareció un reportaje sobre una joven escritora, Alice Munro, que había ido construyéndose una cierta reputación literaria publicando cuentos en revistas o vendiéndolos para la radio pública canadiense. Munro tenía entonces treinta años. En la foto que abre la entrevista vemos a una mujer atractiva con sus dos hijas, de siete y cuatro años. Aunque el simple hecho de que le dedicaran un espacio en la prensa muestra que comenzaba a ser reconocida como escritora de gran talento, el titular que encabeza el reportaje delata un profundo anacronismo: “Ama de casa encuentra tiempo para escribir relatos”. En la misma entrevista ella cuenta cómo aprovecha el tiempo de siesta de las niñas para escribir en el cuarto donde ha colocado el cuaderno y la máquina. Esa habitación propia que Virginia Woolf estableció como primordial para que una mujer accediera a una vida plena estaba situada en el caso de Munro en el cuarto de la plancha. […] (Elvira Lindo, El País, 2010)

More from Redacción Langosta

Y aquí estamos, papá…*

Estamos tus lectores, quienes no le permitimos a la memoria olvidarte y...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *