André Maurois

Pertenecía a una familia de judíos alsacianos instalados en Normandía en 1871 y propietarios de una fábrica de pañería. Estudió en el liceo de Ruán (1897-1902), donde fue discípulo de Alain. Se licenció en Letras en 1903 y regresó a trabajar en la fábrica familiar. Ya desde el comienzo sus relatos y novelas, como Ni ange ni bête (1919), Les discours du docteur O’Grady (1922) y Bernard Questnay, de 1926, alternaron con biografías (Ariel ou la vie de Shelley, 1923) y ensayos (Dialogues sur le commandament, 1924). Su consagración como novelista la debió a Climas (1928), pero en este período publicó también otras novelas como Le cercle de famille (1932) y L’instinct du bonheur (1934), Le peseur d’âmes (1931) y La máquina para leer los pensamientos (1937). Mientras, su actividad como biógrafo, explicada en Aspects de la biographie (1928), siguió siendo muy intensa: La vie de Disraeli (1927), Byron (1930), Lyautey (1931), Voltaire (1935), Edouard VII (1937) y Chateaubriand (1938).
En la novela Climas (Debolsillo, 2004) el autor describe con prosa inigualable las vivencias de una persona atrapada en sus propias contradicciones. Su yo interior frente a su yo externo, la diferencia entre lo que hace y lo que no quiere que le hagan, entre lo que quiere y lo que realmente desea. Una historia de amores e ilusiones que, una vez conseguidos, las dudas que le atormentan le llevan en busca de otros deseos. Una obra psicológica más que una novela de amor:

Nunca, antes de mi matrimonio, había pensado en los celos, sino como un sentimiento exclusivo del teatro y con gran desprecio. Un celoso trágico era para mí Otelo; un celoso cómico, Georges Dandin. Imaginar que yo pudiera un día representar el papel de uno de esos dos personajes, o quizás de los dos al mismo tiempo, me hubiese parecido completamente absurdo… Siempre había sabido yo quien había abandonado a mis amantes en cuanto me había cansado de ellas. Si me hubiesen engañado, jamás lo hubiese sabido.

Tags from the story
More from Redacción Langosta

Samuel Beckett

De su variada producción destacan los libros de poemas Quienescopio (1930) y...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *