Bruno Fuentes
Bruno Fuentes

"El principito" y una invitación a tu lector niño

En el prólogo de El principito, el autor pide una disculpa a los niños por haber dedicado la obra a un adulto, llamado León Werth. Dicha disculpa lo lleva a concluir que este hombre fue alguna vez un niño también, obligándolo a corregir su dedicatoria al final del prólogo: a León Werth, cuando era un […]

¿Puede haber arte después del holocausto?

¿Puede una obra retratar los horrores que sucedían en los campos de concentración? Si bien el límite entre la realidad y el arte cambia de grosor según la época (o más aún, según el creador), ya que tanto una como la otra son totalmente distintas en cada siglo, lo que nunca cambia es el deseo […]

El leviatán de los leviatanes

“Elijamos al más distraído de los hombres sumergido en su más honda ensoñación; pongámoslo en pie y nos llevará, infaliblemente, hacia el agua, si hay agua en esa región.” Así habla Ismael, el narrador de Moby Dick, poco antes de contarnos su oceánica aventura en busca del leviatán que inspira al título de la novela. […]

No todo es vodka: Cinco clichés de la literatura rusa

Como dijo en una entrevista el académico estadounidense Irvin Weil, las novelas rusas no comienzan realmente sino hasta la página quinientos. Tolstoi llegó a escribir alrededor de 23 páginas al día. Dostoievski escribió (o más bien, le dictó a su taquígrafa) novelas extensas y legendarias en sólo cuestión de meses. Algunos hablan de este monstruoso […]

Carta a Bazeltoff

Estimado Bazeltoff: No me extiendo mucho porque es algo muy puntual por lo que te escribo, además de importante y delicado… me URGE que me regreses, a la brevedad, mis Cuentos completos de Edgar Allan Poe. La edición de Penguin, ¿te acuerdas? Te la presté hace más de un año y no me la has […]


Previous page Next page