Breve perfil de un escritor

Con motivo del 80 aniversario del escritor peruano Mario Vargas Llosa escribimos aquí un breve perfil sobre cómo inició su relación con las letras.

En su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura dijo Mario Vargas Llosa que lo más importante que le ha pasado en la vida ha sido aprender a escribir (a los cinco años en la clase del hermano Justiniano). Ese fue el inicio; pasados los años, concluye: “He podido dedicar buena parte de mi tiempo a esta pasión, vicio y maravilla que es escribir, crear una vida paralela donde refugiarnos contra la adversidad, que vuelve natural lo extraordinario y extraordinario lo natural, disipa el caos, embellece lo feo, eterniza el instante y torna a la muerte en un espectáculo pasajero”.

Cuenta que de niño solía escribir continuaciones de las historias que leía, pues no le gustaba que terminaran o quería cambiarles el final. Una de las personas que más contribuyó a su amor por la literatura fue su madre, cuando le leía poemas de Amado Nervo y Pablo Neruda; también influyeron en su amor por las letras su abuelo Pedro y su tío Lucho. Por entonces el autor soñaba con vivir en París, pues creía que al hacerlo respiraría el aire que respiraron los grandes como Stendhal, Balzac, Proust o Baudelaire. Ahora dice que lo que más le agradece a Francia es precisamente el descubrimiento de América Latina. Ese descubrimiento que hoy se traduce en algunas de las mejores novelas de nuestro tiempo.

Hace cinco años, Vargas Llosa visitó nuestro país para impartir una conferencia sobre el poder y la educación superior. Ahí declaró que la decisión más importante en su vida fue la de escribir y asimismo que las personas menos infelices que ha conocido son aquellas que  dedicaron su tiempo y su esfuerzo, su talento y creatividad a lo que les gusta hacer. Esa es la mayor de las fortunas, afirma; “por eso tenemos que seguir soñando, leyendo y escribiendo, la más eficaz manera que hayamos encontrado de aliviar nuestra condición perecedera, de derrotar a la carcoma del tiempo y de convertir en posible lo imposible”.

More from Redacción Langosta

Agustín Fernández Mallo

En el año 2000 acuña el término Poesía Pospoética —conexiones entre la...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *