Carlo Collodi

Sirvió como voluntario en el ejército toscano durante las guerras italianas de Independencia de 1848 y 1860 y también fundó el semanario satírico, Il Lampione, haciéndose famoso como autor de novelas y obras teatrales. En 1881 publicó, en el Giornale per i bambini, Storia di un burattino, que apareció dos años más tarde con el título de Las aventuras de Pinocho. Collodi murió sin haber visto el inmenso éxito que cosechó su obra en todo el mundo.

La casa de Gepeto era una planta baja, que recibía luz por una claraboya. El mobiliario no podía ser más sencillo: una mala silla, una mala cama y una mesita maltrecha. En la pared del fondo se veía una chimenea con el fuego encendido; pero el fuego estaba pintado, y junto al fuego había también una olla que hervía alegremente y despedía una nube de humo que parecía de verdad. Apenas entrando en su casa, Gepeto fuese a buscar sin perder un instante los útiles de trabajo, poniéndose a tallar y fabricar su muñeco. (Las aventuras de Pinocho)

Tags from the story
,
More from Redacción Langosta

Álvaro Enrigue

Se dedica desde 1990 a la crítica literaria, y ha colaborado en...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *