folder Publicado en Reseñas
Cuentos de un gran maestro contemporáneo
Rodolfo Naró comment 0 Comentarios access_time 4 min de lectura
La realidad es una prolongación de nuestros sueños…
(Sobre Prolongación de la noche de Ignacio Solares)

Algo misterioso y fantástico habita en los cuentos de Prolongación de la noche de Ignacio Solares. Si crees en fantasmas, en hoteles poseídos, en dimensiones físicas paralelas o si quieres conocer la otra cara de la historia de México, en estas páginas encontrarás un espejo donde palidecen los héroes, donde te enfrentarás a tus miedos y deseos más escondidos.

Cierta relación hermana a los personajes de Solares. Cada cuento es el eslabón de una cadena que, como víbora de cascabel, suena en mitad de la noche. En “Ayúdame”, un padre insiste en aparecérsele a su hijo, pedirle ayuda desde el más allá, como si supiera que años después será su hijo, internado en un hospital psiquiátrico, quien le pedirá ayuda al espectro del padre. O en “¿Quién elige los sueños?”, un hombre, una noche, comienza a soñar con la esposa de su mejor amigo, hasta que el cornudo los cacha, lo increpa y le pide que deje de inquietar a su esposa. Asimismo, en “La llave” descubriremos el misterio que arrastran los fantasmas de un hotel lleno de sombras.

Solares, con la maestría de un tejedor de fantasías, presenta 47 cuentos, a veces tan breves como un aforismo, minificciones que nos harán reflexionar sobre la vida y el deseo, el amor y la muerte, como en “La horca”, la historia de Paco Mireles, un hombre que seduce a sus amantes con una horca pendiendo a los pies de su cama.

En Prolongación de la noche, Solares reúne todas sus filias: su vena de historiador, la “dislocación de la realidad”, la mística espiritual que hemos encontrado en su novela Madero, el otro o en su crónica periodística Delirium tremens también se deja sentir en esta colección de relatos, como en “El cuarto hombre”, cuento en el que nos encontramos con el ensayo de una traición, donde Madero y Gustavo, su hermano, son protagonistas. En “Somos mártires” conoceremos la historia de una monja santa en plena guerra cristera, donde Solares descubre esa época sanguinaria de México, cuando las fuerzas federales despellejaban vivo a quien hallaran rezando.

En Prolongación de la noche encontraremos cuentos donde el miedo rompe la armonía. Los personajes se sienten observados, atormentados, la angustia de vivir se refleja en sus actos; sin embargo, siguen adelante, porque en el fondo se saben criaturas de Dios y no les queda más que resignarse. Como en “La misa de nueve”, la historia de un hombre que sólo se resigna a ver de lejos a la mujer que ama porque en el fondo lo que realmente le gusta es espiarla. Asimismo, en “Desde mi niñez aprendí a temblar”, nos conmoveremos con una gran historia de amor, “un perfecto egoísmo de dos” que termina siendo una oda a la eutanasia.

Con un gran dominio de recursos literarios, Solares, hacia la última parte del libro, encarna a un personaje de la revolución mexicana hecho de luces y sombras en “Los mochos”, el cuento más extenso de Prolongación de la noche. ¿Qué habría pasado si León Toral hubiera fallado el tiro que mató a Obregón? El autor de Un sueño de Bernardo Reyes enfrenta a ambos personajes en un lúcido dialogo de ideas y creencias en el que conoceremos el lado humano del caudillo y lo escuchamos decir: “¿Crees que no tuve miedo cuando te vi acercarte a mí, justo por el lado donde me falta un brazo…, me falta un brazo para levantarlo, para defenderme, para detenerte, para golpearte? ¿O crees que en ese momento no presentí lo que ibas a hacer?”.

En Prolongación de la noche Ignacio Solares, merecedor del premio Xavier Villaurrutia 1998, no sólo conjuga sus obsesiones: la crónica histórica y el cuento fantástico, también nos hace ver nuestras propias pérdidas y hallazgos en los que la realidad es también una prolongación de nuestros sueños.

Ignacio Solares Ignacio Solares autor Ignacio Solares cuentos Ignacio Solares libro Ignacio Solares Prolongación de la noche Premio Xavier Villaurrutia Premio Xavier Villaurrutia 1998 Prolongación de la noche Prolongación de la noche cuentos Prolongación de la noche reseña Prolongación de la noche sinopsis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.