folder Publicado en Reseñas
El amor es posible, incluso en pleno caos
Acerca de El libro de las mentiras de Gastón García Marinozzi
Clara Gonzalez comment 0 Comentarios access_time 3 min de lectura

Los dolorosos estragos del terrorismo de Estado, definidos por la constante violación de los derechos humanos, la desaparición y muerte de miles de personas que con el tiempo serían denominadas “los desaparecidos” (unas sospechosas de ser guerrilleros y otras simples activistas civiles) en centros clandestinos de detención establecidos al efecto donde fueron asesinados y enterrados en fosas comunes o arrojados al mar desde aviones militares, además de la apropiación sistemática de recién nacidos y otros crímenes de lesa humanidad dejaron en la sociedad argentina el anhelo de justicia para las innumerables víctimas de las dictaduras militares. Un largo derrotero judicial y político ha permitido condenar a parte de los responsables en juicios que aún continúan su curso; El libro de las mentiras, de García Marinozzi, nos abre una puerta para conocer un aspecto de los varios caminos que hicieron posible la aplicación de justicia en una historia intensa donde el pasado se hace presente en el encuentro de una memoria soterrada por la corrupción y maldad humana.

Un pequeño grupo de estudiantes se reúnen regularmente en un auditorio abandonado de su universidad, les une la sed de rescatar la memoria perdida de los oscuros años de represión militar, de conocer las identidades de los asesinos que ordenaron la arbitraria y violenta muerte de miles de personas, de buscar la verdad oculta y reclamar el castigo obligado, incluso de aplicar ese castigo empezando con la denuncia pública y señalamiento de los homicidas.

Mike y Mía forman parte de ese grupo, junto con sus compañeros van definiendo los procedimientos para identificar a los burócratas responsables de las ejecuciones, de localizarlos y señalarlos ante sus vecinos, amigos y familiares, de denunciarlos ante las autoridades, de hacerles pagar por sus crímenes. Uno de ellos, quizá el más importante, es Eugenio Martínez Guéret, un anciano con cáncer laríngeo avanzado que vive en una elegante casona, cuidado por su servidumbre. El tumor de Mike le permitirá acercarse a Eugenio y ganarse su confianza mientras ambos esperan en la sala del oncólogo que los trata; todo marcha bien, pero la vida personal de Mike lo obligará a redefinir sus prioridades: Rodrigo, su hermano menor, dispara contra su padre intentando en vano salvar la vida de su madre; sus dos hermanas deciden alejarse y abandonar todo; el tumor se torna maligno; los negocios de la familia se van a la quiebra y habrá que conseguir dinero para pagar un abogado que ayude a Rodrigo. La presión económica y emotiva harán que Mike busque refugio en la pintura, buscará trabajo como pintor y lo hará en otra ciudad, otro país donde pueda sentirse libre, para ello tendrá que dejar a Mía y al proyecto que los unió.

Mike encuentra una nueva vida, descubrirá sus capacidades artísticas pero también encontrará la respuesta a muchas dudas que le indicarán el camino para dar sentido a su destino. La batalla contra el cáncer le da una tregua para regresar a Argentina, Rodrigo cumple su condena en prisión, es hora de reunirse nuevamente, con el dinero ahorrado podrá acomodarse y buscar a Mía, por fin leerá el libro que ella ha escrito para él. El reencuentro no es fácil, ella no perdona su ausencia, los escraches contra varios exfuncionarios han derivado en juicios y sentencias legales, queda Eugenio por denunciar, pero la fatalidad se interpone y cobrará la vida de un inocente más.

 

El libro de las mentiras El libro de las mentiras Gastón García Marinozzi El libro de las mentiras reseña Gastón García Marinozzi Gastón García Marinozzi novela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.