El dolor como humanismo: avatares del sufrimiento

«Hombre soy; nada humano me es ajeno.»

Terencio

Al hablar de emociones, solemos acudir primero a nuestras experiencias personales, pensando en que, por supuesto, su influencia y origen deben limitarse sólo a lo que cada una de ellas nos dice interiormente, pero pocas veces reflexionamos en que compartimos estos rasgos con otras personas. En realidad, si lo pensamos un poco, nuestra capacidad de vivirlas rebasa cualquier individualidad y trasciende la historia, haciendo que cada experiencia emocional sea no sólo personal, sino también, sorprendentemente, social.

Más allá de la pura empatía, la humanidad ha coleccionado con el tiempo una sucesión de rasgos culturales que muestran y transmiten el significado que cada emoción posee en un periodo y lugar determinados. A través de ellas también aprendemos a interpretar y validar las emociones de los demás, pues cristalizan y resaltan los rasgos paradigmáticos de cada una de ellas dentro de lo socialmente aceptable. Partiendo de esta premisa, Javier Moscoso ha escrito su Historia cultural del dolor, un magnífico ensayo donde estudia una emoción que muchos preferimos evitar a toda costa: el dolor, entendido como daño físico y emocional.

En un intento por desentrañar las formas en que la humanidad ha materializado la experiencia del dolor, el autor recorre cinco siglos de historia pictórica, filosófica, médica y psicológica para revelar el común denominador detrás de esta experiencia, al tiempo que relata con gran erudición las formas retóricas con que ésta se expresa materialmente. A lo largo de ocho capítulos, seguimos el discurso simbólico que rodea al dolor desde finales del siglo XVI, en la alta Edad Media, a través de los rostros dolientes de los mártires católicos o la vapuleada figura del Quijote, y hasta los albores del siglo XX, donde surge un afán por “aliviar” el dolor crónico, tanto físico como mental, que parece cernirse como una sombra sobre la humanidad entera ante la guerra y la industrialización.

Ayudado por una buena cantidad de material gráfico y una extensa bibliografía especializada, Moscoso ofrece uno de los más importantes tratados sobre la sensibilidad humana, y posiblemente el mejor en lengua española hasta la fecha. El amplio dominio que tiene del tema, y que no se limita a una sola disciplina de estudio, hace que esta obra sea difícil de clasificar, e incluso ardua de digerir, pero sin duda la colocan en la categoría de títulos obligados para cualquier lector interesado en comprender un poco mejor aquello que nos hace humanos.

Historia cultural del dolor, de Javier Moscoso, Taurus, México, 2011.

More from David Velázquez

La memoria del vacío

Reseña de Contigo en la distancia de Carla Guelfenbein. Alfaguara, 2015. Cuando...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *