folder Publicado en Reseñas
En el mapa, de Simon Garfield
Joaquín Guillén comment 0 Comentarios access_time 3 min de lectura

Tengo la impresión de que siempre estoy viendo un mapa.

Ya sea el mapa del metro, planos de calles, Google Maps y/o Open Street Maps o Pokémon Go, no puedo salir a la calle sin haber visto un mapa antes o sin tener mi celular a la mano con un mapa en la pantalla. No exagero. Tampoco sé si lo que veo como una peculiaridad de mi persona es, en realidad, lo más normal del mundo. Imagino que se trata de algo personal porque nunca he visto a nadie cartografiar en Open Street Maps, ni actualizar las direcciones o datos de comercios en Google Maps, ni sé de muchos que cuya cortina de baño sea un mapa de Estados Unidos, pero sé que los mapas están tan ahí, tan cercanos a nuestra vida cotidiana, que pocas veces reparamos en su estética y su importancia.

Sé que no soy un explorador ni estoy descubriendo cosas nuevas (a lo mucho descubro lugares de comida a los que después regreso), pero la combinación entre arte visual, sociología y geografía es demasiado para mí. De ahí que un libro como En el mapa, del periodista e historiador cultural Simon Garfield, es una oportunidad ideal para saber de dónde viene la obsesión por mapear.

Para Garfield, la era digital revivió el mapa para usos más allá de saber las fronteras: “La revolución digital […] ha transformado la representación cartográfica más que todas las innovaciones llevadas a cabo en este ámbito a lo largo de los siglos”. Aunque la cercanía con el teléfono también ha hecho que la sensación de mapa sea diferente, lejos de los tiempos analógicos en los que un mapa era una pieza fundamental para viajar, se entiende este fenómeno como una evolución natural que ha permitido un renacimiento del interés por el espacio en que vivimos. En el mapa se encarga primero de hablar de la importancia cultural e histórica de los mapas (“[Richard] Dawkins también se pregunta si la creación de mapas —con sus conceptos de escala y espacio— incluso no habría estimulado la expansión y el desarrollo del cerebro humano”) hasta su valor sentimental y personal (“En nuestras computadoras, teléfonos celulares y coches trazamos una ruta no de A a B sino de nosotros mismos («mi ubicación») al lugar que escojamos; todas las distancias se miden desde el punto en que nos encontramos y, cuando viajamos, nosotros mismos aparecemos en el mapa”).

Además de la historia, Garfield también explora a los protagonistas y sus motivaciones, empezando por Ptolomeo y terminando en el siglo XX, con un grupo de jóvenes psicólogos que se encargan de “cartografiar el cerebro”.

Para obsesivos de los mapas, este título es primordial para entender, no sólo la historia y el origen del mapa, sino al mapa como objeto. Para el resto del público, el libro de Garfield es evidencia de la importancia de los mapas y de cómo ellos cuentan nuestra historia política y de qué tan incorporados están en todos los aspectos de la vida diaria.

Más que un ensayo de largo aliento, En el mapa es una recopilación de acontecimientos que se dividen en capítulos que pueden leerse como ensayos independientes; sin embargo, juntos crean un mapa, una línea del tiempo, de cómo ha evolucionado el mundo (y la humanidad) desde entonces. Lo dice el autor desde muy temprano: los mapas contienen una clave de lo que nos hace humanos.

cartografía En el mapa ensayo Google Maps GPS Mapas Maps Pokemon Go Simon Garfield

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.