Klaus Mann

Se inició como crítico teatral y viajó por el mundo con su hermana Erika. Perdió su nacionalidad alemana con el régimen nazi y adquirió la checoslovaca en 1934, después se nacionalizó norteamericano. Su obra se compone de novelas de temática variada y es conocido fundamentalmente por Mefisto. Otros libros del autor son: Alexander (1929), La sinfonía patética (1936), y El punto de giro autobiográfico (1942). Su padre, Thomas Mann (1875-1955), ha sido descrito como una de las “figuras literarias alemanas destacadas del siglo XX”. Uno de los hermanos de Thomas Mann era Heinrich Mann (1871-1950), autor de novelas de crítica social aguda como Profesor Unrat (1905); traducida como El ángel azul. Klaus Mann se suicidó en Cannes y dejó una carta en la que llamaba a una ola de suicidios entre las más ilustres mentes del mundo, lo cual iba a sorprender a los pueblos del letargo, les haría percatarse de la extrema gravedad del hombre por su estupidez y su egoísmo.

En realidad, los “gemelos Mann” sucumbían a todas las tentaciones, amaban y se decepcionaban en medio del vacío, anhelantes de infinitud, siempre en busca de lo inasible. Pero Klaus, al contrario que la masculina Erika, inseguro y depresivo en cuanto se alejaba de su hermana, obsesionado por la soledad y el anhelo de amor, morbosamente atraído por la muerte, terminó por depender de la morfina. Sólo en la embriaguez y la pérdida de conciencia hallaba el valor requerido para superar sus infortunios en cuanto le rondaba el menor contratiempo. La llegada de Hitler terminó de golpe con la joie de vivre de aquellos jóvenes artistas, tan europeos y cosmopolitas.
(El País, 2006)

Tags from the story
,
More from Redacción Langosta

Gilles Legardinier

 Mañana lo dejo es su primera novela traducida al español, una divertida comedia...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *