La quinta fuerza

El año pasado, un grupo de científicos de la ciudad Debrecen en Hungría encontró lo que podría ser la señal de una quinta fuerza en la naturaleza. El resultado del experimento había pasado desapercibido hasta ahora, cuando un grupo de físicos teóricos de los Estados Unidos analizó el trabajo para sacarlo nuevamente a la luz.

En la naturaleza existen cuatro fuerzas fundamentales: la fuerza de gravedad que todos experimentamos, la electromagnética – que también conocemos por la cantidad de aplicaciones que hemos encontrado en ella a través de los fenómenos eléctricos y magnéticos -, así como la fuerza débil y la fuerza fuerte que, por tener efecto solamente en el mundo microscópico, son menos familiares.

La búsqueda de una quinta fuerza, más allá de las cuatro conocidas, es una de las grandes vertientes de la investigación desde hace mucho tiempo.

El grupo de físicos húngaros bombardea protones contra una hoja delgada de litio. Esta reacción produce átomos inestables de Berilio que emiten luz, la que a su vez produce pares de electrón y positrón. El positrón es la anti-partícula del electrón y uno podría referirse a él como anti-electrón si no fuera porque, habiendo siendo la primera de las antipartículas observadas, recibió un nombre especial.

Conjura 1

El grupo de científicos reporta que de vez en cuando, el Berilio decae a través de una nueva partícula, muy ligera, que se desintegra generando electrones y positrones de la misma manera a como lo hacen los fotones. La masa de este nuevo “bosón” parece ser de 17 MeV que en términos más coloquiales representa una masa 34 veces menor que la del electrón. Es tan ligera que de confirmarse sería la más ligera de cuantas existen en el catálogo de las partículas elementales. Esta, sería la portadora de una nueva interacción que actúa a distancias microscópicas.

Los físicos teóricos de la universidad de California en los Estados Unidos encuentran mucho sentido en la medición y encuentran que esta produciría una fuerza con alcance medio de 12 fermis. Esta es una distancia muy pequeña si consideramos que un protón se extiende poco más de 1 fermi. Es decir que más allá de una distancia equivalente a una decena de protones la fuerza es imperceptible. Por si esto fuera poco, la hipotética  quinta fuerza parece ser tan débil como la gravedad.

La existencia de una partícula mediadora de una quinta fuerza contribuiría al inventario de materia en el universo. Como sabemos, la mayor parte de lo que vemos en él, sigue siendo un misterio al que hemos llamado “materia oscura”. Observar partículas adicionales que no estaban en el registro ayudaría a entender mejor el contenido y estructura del Universo.

Si la observación es correcta deberá ser verificada en otros experimentos. Cuando esto ocurra, si es que ocurre, estaremos frente a uno de los más interesantes descubrimientos en lo que va del siglo.

More from Gerardo Herrera Corral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *