Cinco autores que no fueron reconocidos en su tiempo y que hoy son considerados clásicos

Franz Kafka: 1883-1924

La mayor parte de su obra fue publicada de manera póstuma, por su amigo Max Brad, quien ignoró sus deseos de destruir los manuscritos restantes (#NoTodosLosHeroesLlevanCapa). En vida, publicó algunos relatos y novelas breves que nunca trascendieron ni llamaron la atención de la crítica ni demasiados lectores. Decepcionado y en medio de varias enfermedades, continuó su escritura en privado : ‘( .Después de su muerte, algunos documentos se perdieron, sin embargo con el paso del tiempo, Franz Kakfa se ha convertido no sólo en un autor reconocible sino un clásico de la literatura universal. #SoyTuFan #TodoUnChamp!
Kafka
Emily Dickinson: 1830-1886

Es común caracterizar a los escritores como personas reservadas y ocasionalmente ermitaños (o sea nerds, payasos y outsiders), sin embargo pocos tuvieron una vida en aislamiento sin pertenecer a alguna denominación religiosa o estar en la cárcel. Entre algunos de esos pocos se encuentra Emily Dickinson, quién desde su juventud se dedicó a la poesía y publicó en vida pocos poemas (que además fueron alterados por sus editores #SHAME), aunque nunca atrajeron la atención de manera significativa. Desde casa, autoaislada de cualquier tipo de vida social y en comunión con sus libros, Dickinson escribió alrededor de 1,800 poemas (WHAT?!?!?¡) que hasta después de su muerte fueron encontrados por su hermana, convirtiéndose años después en un pilar de la poesía norteamericana moderna.

Dickinson

Edgar Allan Poe: 1809-1849

Reconocido como el gran autor del romanticismo estadounidense, padre de la ficción detectivesca, lo macabro y el misterio (SÚPER DARKS), incursor del relato breve, poeta y OBVIAMENTE autor de El cuervo: un estandarte en la literatura universal del siglo XIX. Su esfuerzo por ser reconocido fue tenaz ya que incursionó en periódicos y revistas de forma constante, sin embargo su reconocimiento en vida fue medido y se dio a través de su papel como crítico literario más que como autor. Lamentablemente para Poe su legado fue valorado décadas después sin que él pudiera atestiguarlo. #NotCool #NevermorePoe

Poe

Miguel de Cervantes Saavedra: 1547-1616

El clásico de clásicos de la literatura española, autor de El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha —una de las primeras novelas modernas sólo superada en traducciones por la Biblia—, además de poeta, dramaturgo y contemporáneo de Shakespeare, sí Miguel de Cervantes no tuvo una vida vanagloriada que le hiciera pensar en todas las futuras tesis de licenciatura de las que sería protagonista (#QuéPenitaChavos, #YaBusquenseOtroTema).
Desde volverse esclavo por cinco años, recibir un balazo en la mano (dato curioso: ¡no se quedó manco!, aunque su apodo fuera “El manco de Lepanto”), tener una clara enemistad con Lope de Vega, excomulgado tres veces por la Iglesia, encarcelado, etcétera, Cervantes nunca vislumbró la relevancia e impacto que su obra tendría con el paso del tiempo en la literatura universal.

Cervantes
TIP: Esta chido, pero no #DiNo a la lectura obligatoria del Quijote COMPLETO en secundaria.

John Keats: 1795-1821

Poeta romántico y una de las figuras centrales en el canon literario inglés, tuvo la desgracia de morir a sus apenas 25 años D: Amigo de Lord Byron y Perry Shelley, este autor escribió incansablemente durante su etapa activa de tal forma que después de su muerte logró colocarse como uno de los poetas más estudiados de habla inglesa. (Wooohoo!) Debido a su muerte pronta y a sus escasos años de haber empezado a publicar, Keats jamás hubiera imaginado que su obra —que de hecho no había sido bien recibida mientras él vivía— pudiera tener tal impacto en el canon y en futuras generaciones de poetas, escritores y críticos alrededor del mundo tal y como lo fue para Borges o T. S. Eliot.  #AquíEntrePros ♡♡♡

Keats

 

Escrito por
Más textos de Saraí García

Art Spiegelman, frente a la sombra del fin del mundo

«Sigo pensando que el mundo se acaba, pero reconozco que parece acabarse...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *