Rodrigo Fresán

Su primer libro, Historia Argentina, permaneció durante seis meses en la lista de bestsellers, fue elegido por la crítica como la revelación narrativa de 1991.

Varios cuentos de ese libro aparecieron en diversas antologías en la Argentina, España, Inglaterra, México y Venezuela. La velocidad de las cosas fue una de las mejores novelas argentinas publicadas en 1998. La obra de Fresán ya lo ha consolidado como uno de los mejores escritores argentinos en activo. Actualmente vive en Barcelona.
Su novela, Jardines de Kensington (Mondadori, 2003) ha cosechado encendidos elogios. En este texto, el narrador asume la voz de Peter Hook, un autor de literatura infantil obsesionado por la vida y opiniones del creador de Peter Pan, James Matthew Barrie, e intenta reconstruir su vida. Un relato que versa sobre el universo de la infancia, los años sesenta dorados de Londres y un terrible secreto familiar:

Tres tiempos se cruzan en Jardines de Kensington. El Londres victoriano de Barrie, el de los sesenta y el presente: “Son tres épocas marcadas por lo infantil”, dijo Fresán. “En la época victoriana se descubrió el mundo de los niños y apareció la literatura infantil. La niñez empezó a ser un periodo paradisiaco. En los sesenta se produjo una prolongación de la infancia a través del rock ya que, por ejemplo, las peleas entre rockers y mods no dejaban de ser peleas infantiles. Y lo efímero de las modas, que aparecieron entonces, también lo es. En el presente hay un nuevo resurgir de lo infantil como fenómeno de masas”. (El País, 2003)

Más textos de Redacción Langosta

Significaciones últimas

Examinada con rigor, la obra de Octavio Paz no entrega significaciones últimas....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *