“Y si te ahorcan…”: Cinco invariantes de la novela negra

Quienes amamos las obras de, por ejemplo, Dashiell Hammett, Raymond Chandler, Benjamin Black, Pierre Lemaitre y James Ellroy sabemos que son maestros en ese estilo que el propio Chandler llamó hard boiled en su ensayo El simple arte de matar. También sabemos que una serie de eventos afortunados y no muy claros hizo que en español llamáramos novela negra a eso mismo: una clase particular de relato policiaco cuyas cinco características definitorias son:

  1. Que siempre hay cadáveres. Basta con uno, pero los practicantes contemporáneos del género a veces nos dotan de ellos a truculentas carretadas. Como Jo Nesbø en El leopardo.
  2. Que el investigador es un atormentado, una persona al margen del sistema o, de preferencia, un cínico. O todo eso junto. Como Philip Marlowe, el detective que creó Raymond Chandler y al que, al menos en una novela (La rubia de ojos negros), revivió Benjamin Black.
  3. Que el criminal puede querer dinero, poder o bienes materiales, pero el real motivo de sus crímenes es también estrictamente personal. Como en toda la saga del inspector Verhoeven (Irene, Alex, Rosy & John, Camille), de Pierre Lemaitre.
  4. Que el territorio del bien y el territorio del mal tienden a confundirse. Como cuando el Guasón le dice a Batman: “Sólo hace falta un mal día para que el hombre más cuerdo enloquezca”.
  5. Y, finalmente, que las acciones y situaciones, claro, importan, pero lo que en verdad hace notable al autor son los diálogos. Va un ejemplo: “Espero que no te cuelguen, preciosa, de ese lindo cuello. Sí, ángel, te voy a entregar. Es muy posible que la libres con vida. Eso significa que si eres una buena chica, saldrás en veinte años. Te estaré esperando. Y si te ahorcan, siempre te recordaré” (Dashiell Hammett, El halcón maltés).
Escrito por
Más textos de Ramón Córdoba

Motivos para leer La noche de los alfileres de Santiago Roncagliolo

En la mente de cada uno de nosotros viven recuerdos de los...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *